Contenidos Locales

RAMBERTO CATALÁN MANSILLA (Zapatero Remendón)

Nació en Hueyusca y cuando chico acompañaba a mi abuelo Leopoldo y le ayudaba en los trabajos menores.- Luego mi padre Reinaldo que también era multifacético tenia negocio de alcoholes, carnicería y además era zapatero, o sea, esto viene por generaciones.-

Es el último zapatero remendón de “punta y taco” que ejerce a tiempo completo y vive de este antiguo oficio en Río Negro, y se llama Ramberto Severino Catalán Mansilla de 67 años que es gentil y cariñoso con sus clientes; su local está ubicado en la calle Pedro Aguirre Cerda N° 355.-

Toda su vida entre tacones y una amplia gama de herramientas, empecé en este oficio hace 35 años porque trabajaba en el campo, ahora tengo un buen local que ha sido difícil de construir; soy agradecido de mis clientes que visitan mi local de trabajo.- Ramberto simboliza el arte de reparar el calzado, nadie podrá decir que no lo ha buscado para reparar su calzado.-

Este zapatero que junto a su pata de fierro, pita, cera y cuchillo forma parte de esta larga tradición que se va extinguiendo lenta con el paso del tiempo.-

Pincha Aquí VER VÍDEO

ORLANDO VÁSQUEZ TURRA, toda su vida detrás de los hilos y la máquina de coser...

 

ENLACE : https://www.youtube.com/watch?v=UJjdZsrmpz4&feature=youtu.be

 

ORLANDO VÁSQUEZ TURRA, toda su vida detrás de los hilos y la máquina de coser...

Misionero de la Iglesia Católica, con el oficio de sastería junto a su familia desde los 11 años, futbolista, dirigente deportivo por varios años del Club Arcos Iris, siendo el más antiguo de nuestra comuna de Río Negro.- Casado con su inseparable esposa, Inés Silva Pillancar por un lapso de 66 años.-

A lo largo de los años, nos cuenta cómo ha cambiado su negocio y el pueblo del que nunca ha salido.- Muchos han pasado por su tienda para la confección de un traje o coser un pantalón, frente a su máquina de coser elaborando pantalones, ajustes de cortornos, etc.-

 

Comencé en este oficio desde niño junto a mi padre Hipólito, de profesión sastre, el me llevaba todo cortado y nosotros cosíamos, había mucha demanda, hoy la forma es distinta sólo pegamos botones, cosemos cierres y vendemos algo de paquetería, con esto don Orlando fortalece que el oficio está desapareciendo.-

RÍO NEGRO Y SU PASADO

 

Páginas